Découvrez la Radio Jazz vocal

HISTORIAS DE VAMPIROS: EL MURCIELAGO MONSTRUOSO


15 de Agosto de 1.8...

Hellen mejora notablemente y de manera inesperada, gracias a Dios. La herida de su garganta ha cicatrizado y, en general, presenta buen aspecto. Ha recuperado en ánimo habitual y, durante los últimos días, he permanecido a su lado el mayor tiempo posible. No vi ningún desmodino y ella, a su vez, no recuerda nada de lo ocurrido, ni las causas ni las circunstancias en las cuales pudo producirse esos diminutos rasguños. Mencionó, sin embargo, que terribles pesadillas perturbaban su sueño, si bien eso era casi una constante en ella. Empero, cuando despierta no recuerda el contenido de las mismas. Como he dicho, esto no es nuevo para mí, ni para ella.

Por la noche:

Todo sigue perfectamente bien. Hellen duerme apaciblemente, sin que, por lo que puedo observar externamente por su agitación corporal u otro signo, la moleste ningún mal sueño. Ya no me preocupa la herida de su cuello, pues casi ha desaparecido. Cuando le pregunté hasta qué punto le dolía, respondió que no le dolía lo más mínimo. Después, con una naturalidad que me sorprendió, casi llegó a ordenarme que debía bajar a la ciudad y no rechazar la invitación de nuestros amigos. Dijo que estaba convencida de que necesitaba un poco de diversión, mezclarme con la sociedad, disfrutar de la compañía de los amigos y pariguales y evadirme un tanto de las onerosas obligaciones de la investigación científica. Una odiosa sensación de disgusto conmigo mismo me sobrecogió. Comprendí que estaba ante un ser extraordinariamente gentil y noble y me reproché, nuevamente, el abandono en que la tenía, a la par que fui totalmente consciente, quizás por primera vez, de la suerte inmensa que había tenido al encontrar una mujer semejante con la que compartir mi vida. Absorbido en mis investigaciones, ingrato, olvidaba cada día que existía. Un tiempo atrás, llegué a jurarme a mí mismo que no la volvería a dejar sola pero ahora, pensando en la partida, la diversión y los amigos, esa realidad me supo a liberación, convirtiéndose en una expectativa tentadora amén de perentoria. No era mi conciencia la que me hacía obrar así, sino el apremio de la autocomplacencia, o dicho de otro modo, el hábito bien instaurado del egoísmo. En mis fueros internos, nunca me reproché nada referente al modo en que llevaba mis relaciones conyugales porque, como he dicho, en lo hondo, solamente veía las cosas desde una perspectiva, la de mi educación y, según ese entender, era la correcta. Había en ello, por lo demás, una especie de orgullo, de triste proteccionismo y de autosuficiencia.
De nuevo nuestros ojos se encontraron y ella volvió a insistir. Acaricie su sedoso pelo castaño y dije que lo pensaría, aunque la decisión, ufano, convencional y prepotente, ya estaba tomada.
Esa misma tarde, repasando unas anotaciones en mi gabinete, encendí una pipa y se entrometió en mis cavilaciones de nuevo el asunto de mi estancia en la ciudadela. Mientras pensaba en ella, un sentimiento de soledad se apoderó de mí en forma tan espantosa que casi me hacía enfermar. No sentía apartar todas esas sombras de mi espíritu mediante alguna distracción mundana, sino que deseaba ardientemente sentirme entre gente ilustrada, como Viktor y el doctor Besnien. Es un elixir, un acicate existencial, del que necesitan algunas personas, a modo de ayuda para soportar mejor las fatigas y requiebros de vivir en un mundo acéfalo y sin sentido. A la par, tasé la gran solitud de mi vida familiar, que solamente me servía para suplir las necesidades básicas con las cuales poder desarrollar mi actividad profesional, pero mi soledad era algo más grave, iba más allá, trascendía esos parámetros ordinarios, para convertirse en algo virtual; me había sentido sólo en el mundo desde los dieciocho años y ese sentimiento estaba ahí y solamente podía ser paliado compartiendo mi mundo con otros, con seres similares. Resolví, pues, alejarme por unos días, del páramo de Torska y bajar a la ciudad para disfrutar, por unos días, del ambiente civilizado y de la grata camaradería de mis colegas. Además, seguramente encontraría en la biblioteca del hospital algunos volúmenes interesantes y tal vez, en el teatro municipal, representasen algo que valiese la pena. Convencido de la necesidad de esta huida efímera antes de volverme a enclaustrar entre las cuatro paredes de mi laboratorio, olvidando así los días de angustia y preocupaciones, me levanté y, después de sacudir la ceniza de mi pipa, subí para comunicarle a Hellen mi resolución. Saldría a la mañana siguiente a primera hora y, dentro de unos días, cinco a lo sumo, Gödel volvería a por mí.

0 Comments:

Post a Comment



Salvador Alario Bataller

Lugar:
Avda, Blasco Ibáñez, nº.126, 6º, 28ª Valencia 46022 Spain

Teléfono:
963724197

E-mail:
alario7@msn.com

Enviar un mensaje a este usuario.
OBRA PUBLICADA A)CIENTÍFICA: 8 libros de Psicoterapia y Sexología (editorial Promolibro, valencia). 36 artículos especializados en diversas revistas (redactor de Cuadernos de Medicina Psicosomática y Psiquiatría de Enlace, www.editorialmedica.com, y los artículos y otros textos se relacionan en la web). B)NARRATIVA: “La conciencia de la bestia”, edición privada, finalista (de los 15 finalistas) del Premio Planeta de Novela de 1997. “La ciudad desvanecida”, relato seleccionado por concurso de la revista Escribir y Publicar en su editorial Grafein Ediciones, Colección Escritura Creativa, integrante del volumen de cuentos ASI ESCRIBO MI CIUDAD (2001). “Descensus ad Inferos”, lo mismo que antes, pero este cuento pertenece al libro de cuentos “32 MANERAS DE ESCRIBIR UN VIAJE” , Grafein Ediciones (2002). “Maltidos. La Biblioteca olvidada”, Iván Humanes Bespín y Salvador Alario Bataller, Grafein Ediciones, Barcelona, (2.006). "101 coños, Ilustraciones y breves" (2008), Carlos Maza Serneguet, Salvador Alario Bataller e Iván Humanes Bespín. Ilustraciones de Vanesa Domingo Montón, Grafein Ediciones, Barcelona. "Antología Iberoamericana de MIcrorelatos" (2008),coautor, Ediciones Lord Byron, Madrid (en prensa) La acre lácrima (2006), novela, en http://www.lulu.com/alario7 Un estudio crítico del Necronomicón Apócrifo (2006), ensayo, en http://www.lulu.com/alario7 Las aventuras carpatianas del profesor Exhorbitus (2006), novela, autoedición, en http://www.lulu.com/alario7 Astrum Argentum . La vara del mago (biografía novelada de Aleister Crowley) (2006), novela, en www.lulu.com, en http://www.lulu.com/alario7 El murciélago monstruoso (2006), novela, en http://www.lulu.com/alario7 Nunca volví de cuba (2007), novela, en www.lulu.com, http://www.lulu.com/alario7 Cuentos en www.narrativas.com: Espejos (2007), Los pequeños (2007). La angustia última (2008). Lo que trajo la noche (2008). OBRA INÉDITA: Las nocturnidades de don Arturo del Grial, (2002), novela. Los ojos del moro (2003), novela. El doctor amor y las mujeres (2006), novela. La trama sináptica (2007), novela. Historias de amor, muerte y trascendencia (2007), novelas (dos novelas breves relacionadas). Los estados intestinales (2007), novela. Cuando cazaba pelos (2008), novela breve Cuentos completos (1999-2008) Blogs: http://clinica-psicomedica.iespana.es http://alario1.blogspot.com http://undostrescuentos.blogspot.com http://undostrescuentos2.blogspot.com http://elloboylaluna.blogspot.com http://lasnocturnidades.blogspot.com http://nohaymentesincerebro.blogspot.com
 

©2009 El lobo y la luna | Template Blue by TNB