Découvrez la Radio Jazz vocal

HISTORIAS DE VAMPIROS: EL MURCIELAGO MONSTRUOSO

9 de Agosto de 1.8...

El día ha transcurrido sin nada especial que contar, a excepción de que con mi guía hice una excursión a las montañas, pero ninguno de los murciélagos que capturamos se parecía lo más mínimo al Vampirus Magnus. Cuando regresamos a casa, ya era de noche y, tras haber acordado que a primera hora visitaríamos las grutas, cenamos y nos fuimos inmediatamente a la cama.

10 de Agosto de 1.8...

Nos levantamos apenas despuntar el día. Cuando salí al patio, Gödel me estaba ya esperando con todo el material que necesitaríamos para nuestra breve estadía en las montañas. Llevábamos el material suficiente para nuestro cometido y provisiones para más de una semana.
El camino fue entretenido, pues solamente contemplando el paisaje, a uno se le aliviaba la carga de la caminata. Al mediodía llegamos a Tasip, una aldea formada por una treintena de casas, edificada cerca de un glaciar. Extendíase sobre una planicie, encajonada entre grandes mogollones rocosos. Por su parte, el húngaro había demostrado ser un guía excepcional y, en consecuencia, me tranquilizó sobremanera la idea de tener a nuestro servicio un hombre de sus características y experiencia. Tras un breve recorrido, llegamos a la casa de un eremita, una simple cabaña sin ningún lujo ni comodidad. En la parte trasera un anciano ordeñaba una vaca, de aspecto tan miserando que me compadecí de él. Gödel desmontó y le habló en dialecto. Entretanto, el guía ponía al viejo ermitaño al corriente de la situación, este suspendió el trabajo y nos invitó a entrar. El interior era peor de lo que había imaginado, estrecho e insalubre, pero había que contentarse con ello porque era cuanto el pobre hombre podía ofrecernos, aparte de una frugal cena a base de vegetales y leche. Me confortaba la idea de que, a la mañana siguiente, proseguiríamos el camino hacia las cumbres.
Los preparativos de la marcha comenzaron apenas despuntar el día. Agradecimos y pagamos la hospitalidad del anciano con unas monedas y nos pusimos en marcha de inmediato. El Draken tenía unos seis mil pies de altura y su cono nevado se destacaba sobre todo el sistema orográfico de esta parte de los Cárpatos. Cabalgábamos en fila india, yo siguiéndole los pasos al magiar, por estrechos senderos donde sólo podían avanzar hombres a pie o animales de montura. La ruta se hacía cada vez más difícil y la temperatura, ya gélida, descendía a medida que íbamos ganando terreno en dirección a la cumbre. El terreno ascendía abruptamente, las rocas oscilaban y algunas caían amenazadoramente en el precipicio que se levantaba a nuestra derecha y era preciso avanzar con gran prudencia para evitar alguna desgracia. En oposición a mi ansiedad ante aquella escalada, mi acompañante cabalgaba tranquilamente, como si anduviese por la estepa. A veces el Draken desaparecía detrás del bosque o de las elevaciones del terreno y lo perdíamos de vista momentáneamente. El húngaro conocía aquel territorio como la palma de su mano, lo que fue en todo momento un motivo de tranquilidad, dándome confianza y aplomo en medio de aquellos parajes salvajes y solitarios.
Por fin las cinco horas de fatigoso viaje, nos habían llevado a la falda de la montaña. Allí, el guía hizo la señal de alto y compartimos un somero almuerzo. Aquel alto reparador nos permitió descansar y fumar una pipa, acordando partir una hora más tarde. Comenzamos, entonces, a subir la pendiente del Draken. Su cumbre nevada parecía muy próxima y, sin embargo, tardamos cinco horas más en llegar hasta las grutas. Una vez allí, escogimos una de ellas y, al cabo de poco tiempo, estábamos cómodamente instalados en su interior y al amparo de todo peligro. No podía más, estaba hambriento y aterido de frío y el aire, un poco rarificado, no llegaba a apaciguar mis pulmones. Paulatinamente, mi organismo se fue adaptando y comencé a sentirme mejor.
La cena fue rápidamente consumida y nos acomodamos lo mejor que pudimos. Aunque bajo buen techo, la cama era dura y la situación bastante penosa, a cuatro mil pies sobre el nivel del mar, rodeados de nieve y de una naturaleza desbordante y hostil, por lo menos tal como yo lo apreciaba en aquellos instantes. Sin embargo, transido por la fatiga, me dormí enseguida y muy reparadoramente, a lo largo de una de las mejores noches que había pasado desde hacía mucho tiempo.

0 Comments:

Post a Comment



Salvador Alario Bataller

Lugar:
Avda, Blasco Ibáñez, nº.126, 6º, 28ª Valencia 46022 Spain

Teléfono:
963724197

E-mail:
alario7@msn.com

Enviar un mensaje a este usuario.
OBRA PUBLICADA A)CIENTÍFICA: 8 libros de Psicoterapia y Sexología (editorial Promolibro, valencia). 36 artículos especializados en diversas revistas (redactor de Cuadernos de Medicina Psicosomática y Psiquiatría de Enlace, www.editorialmedica.com, y los artículos y otros textos se relacionan en la web). B)NARRATIVA: “La conciencia de la bestia”, edición privada, finalista (de los 15 finalistas) del Premio Planeta de Novela de 1997. “La ciudad desvanecida”, relato seleccionado por concurso de la revista Escribir y Publicar en su editorial Grafein Ediciones, Colección Escritura Creativa, integrante del volumen de cuentos ASI ESCRIBO MI CIUDAD (2001). “Descensus ad Inferos”, lo mismo que antes, pero este cuento pertenece al libro de cuentos “32 MANERAS DE ESCRIBIR UN VIAJE” , Grafein Ediciones (2002). “Maltidos. La Biblioteca olvidada”, Iván Humanes Bespín y Salvador Alario Bataller, Grafein Ediciones, Barcelona, (2.006). "101 coños, Ilustraciones y breves" (2008), Carlos Maza Serneguet, Salvador Alario Bataller e Iván Humanes Bespín. Ilustraciones de Vanesa Domingo Montón, Grafein Ediciones, Barcelona. "Antología Iberoamericana de MIcrorelatos" (2008),coautor, Ediciones Lord Byron, Madrid (en prensa) La acre lácrima (2006), novela, en http://www.lulu.com/alario7 Un estudio crítico del Necronomicón Apócrifo (2006), ensayo, en http://www.lulu.com/alario7 Las aventuras carpatianas del profesor Exhorbitus (2006), novela, autoedición, en http://www.lulu.com/alario7 Astrum Argentum . La vara del mago (biografía novelada de Aleister Crowley) (2006), novela, en www.lulu.com, en http://www.lulu.com/alario7 El murciélago monstruoso (2006), novela, en http://www.lulu.com/alario7 Nunca volví de cuba (2007), novela, en www.lulu.com, http://www.lulu.com/alario7 Cuentos en www.narrativas.com: Espejos (2007), Los pequeños (2007). La angustia última (2008). Lo que trajo la noche (2008). OBRA INÉDITA: Las nocturnidades de don Arturo del Grial, (2002), novela. Los ojos del moro (2003), novela. El doctor amor y las mujeres (2006), novela. La trama sináptica (2007), novela. Historias de amor, muerte y trascendencia (2007), novelas (dos novelas breves relacionadas). Los estados intestinales (2007), novela. Cuando cazaba pelos (2008), novela breve Cuentos completos (1999-2008) Blogs: http://clinica-psicomedica.iespana.es http://alario1.blogspot.com http://undostrescuentos.blogspot.com http://undostrescuentos2.blogspot.com http://elloboylaluna.blogspot.com http://lasnocturnidades.blogspot.com http://nohaymentesincerebro.blogspot.com
 

©2009 El lobo y la luna | Template Blue by TNB